Masía Venta La Chata

La Masía Rústica Venta La Chata, entre Benissa y Calpe, es una antigua parada de postas para viajeros del siglo XIX, que abrió sus puertas en 1825 y que conserva en su interior todo el estilo y encanto de la época. Sus techos altos, las diferentes alturas y los singulares rincones de la casa configuran unos espacios llenos de historia.
Los muros de piedra, suelos de terracota y el blanco de las paredes encaladas son las señas de identidad de una casa cuya personalidad y peculiaridad sorprende gratamente a todo aquel que la visita. Venta La Chata se encuentra en un punto enclavado de la montaña que ofrece unas vistas panóramicas del Peñon de Ifach y de la Bahía de Calpe.

* NUESTROS ESPACIOS:

Prado. Dominado por un majestuoso algarrobo de más de 250 años; transmite esencia de tiempo y perpetuidad. Un escenario eterno para las ceremonias.
Terraza Rústica. Rodeada de árboles y frutos, se alza sobre la Bahía de Calpe y el Penyal d’ Ifach. Ideal para cocktails y cenas “al fresco”.
Chill Out. Al fondo el mar. Noche de luna llena. Arcos y buganvillas. Velas por doquier.
Salón Ibicenco. Blanco inmenso, recorrido por un friso continuo de verde flora y azul cielo. Espacio abierto para el banquete.
Antigua Venta. Sientes los carruajes, los cambios de postas. Permanece la ambientación de 1825. Lugar de recepciones y eventos íntimos.
Hotel. Dispone de 17 habitaciones dobles con baño donde os alojaréis a modo de casa rural. Muchas de ellas tienen preciosas vistas al jardín y a la terraza.

Uso de cookies de eventoselpoblet.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cerrar aviso cookies